Rediseñamos los problemas mecánicos en cualquier ámbito, somos expertos en fenómenos relacionados con análisis vibratorio

La solución global y su finalidad

Desde Ingenor Sistemas buscamos afinar los estudios vibratorios dando un cambio a la filosofía del mantenimiento predictivo.

Si bien es cierto que la tendencia mundial se orienta a la monitorización en continuo de las unidades críticas, creemos que habitualmente se estudian las unidades desde una visión un tanto limitada.

El aumento de la periodicidad en la toma de datos y el seguimiento remoto es una herramienta muy útil para nuestro departamento técnico. Logrando tener constancia de los focos vibratorios y sus tendencias, simulando la presencia de un técnico en planta de forma continua.

Sin embargo, nuestra formación y experiencia tanto en estudios dinámicos como estructurales nos permite conocer a fondo la maquinaria y su ERGOMETRÍA MECÁNICA.

 Con nuestro método descubrirás que muchos fenómenos tienen un sentido mecánico y podrás actuar sobre la raíz de los problemas.

Análisis de elementos finitos

 

Se trata de un método general para la solución de problemas de contorno gobernados por ecuaciones diferenciales ordinarias o parciales. En esencia se trata de una técnica que sustituye el problema diferencial por otro algebraico, aproximadamente equivalente, para el cual se conocen técnicas generales de resolución.

Para ello hace uso de la “discretización” o subdivisión de una región sobre la cual están definidas las ecuaciones en formas geométricas simples denominadas elementos finitos. Las propiedades materiales y relaciones gobernantes en estos elementos se expresan en función de los valores desconocidos en las “esquinas” de los elementos o nodos.

A diferencia del método de diferencias finitas (MDF), en el cual la zona de solución es un conjunto de puntos discretos, el método de elementos finitos supone que la zona de solución está compuesta de muchas subzonas interconectadas, las que se denominan “elementos finitos”.

Estos elementos, los que pueden tomar formas simples (por ejemplo, líneas, triángulos, rectángulos, paralelepípedos) se ensamblan de diferentes maneras para representar la solución sobre una región cualquiera.

Este método permite resolver prácticamente cualquier situación física que pueda formularse mediante un sistema de ecuaciones diferenciales.